La División de Género y Diversidad (GDI) se encarga de promover la igualdad de género, el desarrollo con identidad de los pueblos indígenas y la inclusión de las personas con discapacidad, Afrodescendientes y la población LGTBQ+, así como aprovechar el talento y capacidades que residen en estos grupos poblacionales para impulsar el desarrollo socioeconómico de los países de la región.

En GDI creemos que la transformación digital representa una oportunidad de cerrar las brechas de género y diversidad en el acceso a servicios públicos de calidad. Por ejemplo, las plataformas digitales pueden ofrecer servicios de orientación y atención a mujeres víctimas de violencia de género que no pueden acudir a un servicio presencial. Las herramientas digitales también pueden facilitar el acceso a servicios públicos remotos para las personas con discapacidad o mejorar la calidad de la atención prenatal que reciben las poblaciones indígenas al incorporar elementos de interculturalidad.

No obstante, sin las precauciones adecuadas, la transformación digital también puede incrementar el riesgo de exclusión de ciertos grupos. Tanto los sesgos algorítmicos, las brechas de conectividad y habilidades digitales, y la violencia digital pueden excluir a segmentos de la población de los beneficios de la transformación digital.

La iniciativa Social Digital del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) propone investigar y compartir soluciones digitales y herramientas que potencien los servicios que ofrecen los gobiernos y mejoren la experiencia de los ciudadanos, reduciendo los riesgos de exclusión de los grupos más vulnerables y cerrando las brechas de género y diversidad.